Crónica Faraday: ¿Has leído los términos y condiciones?

Nunca es sólo una foto colgada en internet para unos pocos amigos. Nunca es sólo un recuerdo. Y por supuesto, nada es gratis, aunque no pagues por ello. Estas son algunas de las contundentes verdades que empapan la obra de Faraday, aderezadas con una alta dosis de intriga, enredos inesperados y una ambientación futurista.

Crónica Faraday: ¿Has leído los términos y condiciones?

Todo comienza cuando un novedoso programa, Faraday, es robado antes de hacerse público. Se trata de un buscador capaz de reconocer rostros y mostrar cualquier foto de internet en la que esa persona aparezca. ¿Quizá les suena? Una potente aplicación que podría ser útil y beneficiosa. Y, como cualquier herramienta, también terriblemente peligrosa.

Pero no se lleven a engaño, porque los buscadores, las fotos y la tecnofobia no son lo único que tiene Faraday para ofrecernos, es sólo el interesantísimo paisaje argumental para una trama llena de violencia e intrigas. La empresa propietaria del invento luchará por recuperar el programa a cualquier precio. Un asesino a sueldo recorrerá el mundo tras el rastro el programa, dispuesto a todo para hacerse con él…Pero no serán los únicos.

Fernando Ramírez Baeza juega con una ciencia ficción que no es tal, ambientada en una realidad un tanto lúgubre con filtro de los 70, como un futurismo anticuado. La crítica a las grandes empresas de internet, si bien es ya un tema recurrente, siempre parece acertada: a modo de una especie de aviso que ellas mismas no van a ofrecernos nunca.

Como un servicio público: recuerda que nada es gratis. Que el producto eres tú.

Crónica Faraday: ¿Has leído los términos y condiciones?

Pedro Miguel Martínez, José Manuel Seda, Alicia Montesquiu, Javier Collado y Ana Turpin, dirigidos por Paco Macià, protagonizan esta obra de Subprime Teatro y la compañía de Salvador Collado.

Faraday es una obra que sorprende, con un planteamiento efectista y giros argumentales inesperados. Aunque si bien se intuye la lección, al final la tensión y el espionaje empresarial acaban predominando, desdibujando la moraleja de la obra. Es tensa y vibrante, con un halo futurista que nos recuerda demasiado a un presente cada día más distópico. ¿Conocen esa sensación de no ser muy capaces de anticipar cuál será la siguiente invención de la tecnología para facilitar nuestras vidas, y a la vez, quizá hacerlas más complicadas? ¿Esa indefensión ante las grandes empresas?

Nuestra privacidad fue vendida a saldo y somos cómplices del desastre.

Y tú, ¿has leído los términos y condiciones?

Crónica Faraday: ¿Has leído los términos y condiciones?

Related Posts