Luchadoras en la industria del cine: mujeres directoras

Los directores de cine son el alma de sus películas. En ella plasman sus sensaciones y emociones, presentando su visión de la vida a través de diferentes tramas y estéticas. Pero, hasta la fecha, esta visión suele ser generalmente masculina, y es que en España el 80% de los directores de cine son hombres.

Esto, salvo contadas excepciones, ha provocado la proliferación de personajes femeninos planos, mujeres floreros, o princesas que necesitan ser rescatadas. Y el problema no parece que tenga una rápida solución, ya que las grandes productoras siguen estando capitaneadas por hombres,reafirmando así la dominancia masculina en el mundo del espectáculo. Esto ha generado que la mayoría de directoras de cine hasta la fecha realicen películas independientes de bajo presupuesto. Teniendo que demostrar mucho más para conseguir su gran oportunidad.

Pero a pesar de las dificultades dentro de un sector aparentemente liberal, hay directoras que han conseguido superar las adversidades y continuar la lucha de las primeras cineastas. En taquilla.com queremos honrar a estas mujeres y señalar alguna de las más importantes del cine nacional e internacional.

Luchadoras en la industria del cine: mujeres directoras

Sofia Coppola
Sofía Coppola supo superar con creces las expectativas que acarrea tener un apellido de tal calibre en el mundo del cine. La presión que se pone a los hijos de estrellas suele ser muy alta y no se perdona ni el más mínimo error, pero Sofía supo demostrar su talento en la dirección. Con Las vírgenes suicidas no quedaron dudas de que esta joven directora tenía cosas que contarnos, y con la increíble Lost in Traslation demostró que podía hacerlo de una forma única. El tono melancólico de la película, el cruce de culturas y el misterioso final aún forma parte del imaginario colectivo.

La academia se rindió al talento de Coppola y la película logró numerosas nominaciones, logrando el Oscar a Mejor Guión Original, y que Sofia fuese candidata a Mejor Director, convirtiéndose en la tercera mujer nominada en esta categoría y la primera estadounidense. Pero el premio finalmente fue para Peter Jackson por El señor de los anillos: El retorno del Rey.

Pero la carrera de Sofia Coppola no se quedó ahí, ha continuado haciendo increíbles películas donde lucha con los clichés y demuestra que las directoras también pueden contar historias interesantes.

Luchadoras en la industria del cine: mujeres directoras

Carla Simón
Este artículo no podía venir en mejor momento, y es que la película de Carla Simón Estiu 1993, acaba de ser elegida para representar a España en los premios Oscars. Esta directora novel ha entrado por la puerta grande con su ópera prima, en la que cuenta una historia autobiográfica sobre su infancia y cómo fue ser adoptada por sus tíos tras quedar huérfana.

Esta película, enteramente en catalán, trata de ser una reflexión sobre cómo un niño entiende la muerte. A pesar de la lúgubre temática, es una película preciosa con unas niñas protagonistas que se comen la pantalla con sus miradas, gestos y silencios. En palabras de la directora: «Era importante reflejar que los niños tienen esa capacidad de adaptarse a nuevas situaciones. Tenía claro que el tono de la película no podía ser muy dramático; tenía que haber drama, pero debía ser luminosa». Desde luego, tras esta primera película no podemos esperar más para ver el segundo film de Simón, sin duda una directora a la que se le augura un brillante futuro.

Ava DuVerney
En la industria de Hollywood, ¿qué es más complicado que ser una mujer directora ? Ser una mujer negra directora. Y a pesar de eso Ava Marie DuVernay lo ha conseguido y con creces. Esta directora se ha topado con la falta de financiación y de oportunidades. Pero si algo no le falta a Duvernay es coraje e ideas. Empezó realizando documentales, al ser un formato más barato y después se financió su propia película inspirada en su tía enferma.

Con su segundo film Middle of Nowhere consiguió el Premio a la Mejor Dirección en el Festival de de de Sundance, siendo la primera mujer afro-americana en ganarlo. Pero sin duda, el momento álgido en la carrera de Duvernay llegó con el estreno de Selma, una película que narra la marcha de Selma, con Martin Luther King Jr y Lyndon B. Johnson. El film no fue nominado a los Óscars a Mejor Dirección, pero sí a Mejor Película y ganó el premio a Mejor Canción Original.

Duvernay no trata de ocultar ni su sexo ni su raza, sino que hace gala de ellos: «Algunos cineastas negros dirán: Yo no quiero ser considerado un director de cine negro, soy un cineasta. No creo eso. Soy una mujer cineasta negra. (…) Así que no tengo ningún problema con esto. Me gusta hablar de todos los increíbles cineastas independientes negros que están en la escena, hay un buen número que están haciendo un gran trabajo. Y me encanta hablar sobre los temas que tratamos como mujeres cineastas, porque hay tantos, el drástico descenso de las mujeres que hacen su segunda película a su tercera película, que se reduce a un 50 por ciento”.

Las mujeres no tienen que aceptar las reglas del juego, estas reglas se pueden cambiar. Y cineastas como Duvernay son un gran ejemplo de ello.

Luchadoras en la industria del cine: mujeres directoras

Isabel Coixet
No podíamos hablar de directoras de cine y olvidarnos de la gran Isabel Coixet, posiblemente una de las directoras -y directores- españoles más importantes del panorama internacional. Y es que el talento de Coixet se ha visto desde su primera película, Demasiado viejo para morir joven, que ya le consiguió la nominación a Director Novel en los Premios Goya. A partir de 1996 se dedicó a hacer películas más internacionales como Thing I Never Told You o My Life Without Me, que fue muy elogiada en el Festival de Berlín.

Pero a pesar de estos grandes films su primer gran reconocimiento no llegaría hasta el 2005 con La vida secreta de las palabras con la que consiguió cuatro Goyas: Mejor Película, Mejor Dirección de Producción, Mejor Guión Original y, por fin, Mejor Director.

La propia Coixet habla sobre las mujeres en el mundo del cine: «Solo quieren —queremos— justicia, respeto, igualdad y equidad, ante la ley y ante los que marcan los sueldos. Un lugar en la mesa del poder y las decisiones. Y, si puede ser, ya, ayer mismo». Desde luego, con mujeres tan luchadoras como Coixet se está cada vez más cerca de lograrlo. Aquí os dejamos el tráiler del próximo estreno de la cineasta.

Kathryn Bigelow
A Kathryn Bigelow ninguna descripción le hará justicia y es que esta californiana hizo historia en el 2009 consiguiendo el primer Oscar a mejor dirección para una mujer. El recorrido emprendido por Lina Wertmüller, Jane Campion y Sofia Coppola se transformó en éxito con Bigelow. Y además, no podía ser de una forma más morbosa, al vencer a su ex marido James Cameron que estaba nominado por Avatar.

Las películas de Bigelow rompen todos los estereotipos sobre las mujeres, sus filmes son de acción, ambientados en escenarios bélicos y violentos. De hecho su gran creación En tierra hostil trata sobre la Guerra de Irak y ahora con Detroit, su nueva película, nos vuelve a envolver en estos escenarios agobiantes donde la tensión siempre está presente.

Bigelow no da importancia a su logro y prefiere no comentar las dificultades que acechan a las directoras de cine: «hablar de ello solo le da más credibilidad. No pienso en mi género cuando dirijo. Al menos de forma consciente. Supongo que mi manera de rodar será diferente porque soy una mujer. Y también lo sería mi carrera. Pero no quiero dignificarlo hablando de ello (…) prefiero ignorar los prejuicios y seguir rodando”.

Leticia Dolera
Leticia Dolera es una de las principales voces del feminismo actual, en cada ocasión que tiene aprovecha su fama para reclamar algo tan necesario como olvidado, la igualdad. Y es que Dolera entiende como nadie que si solo los hombre hacen película, se les quita la voz al 50% de la población, una voz que tiene grandes cosas que decir y reclamar. Una voz silenciada.

«Las mujeres no sólo estamos infra-representadas en los cargos de toma decisiones en la industria del cine, sino también, y sobre todo, en el propio relato. Los datos nos dejan claro que en los guiones aparecemos menos, hablamos menos y somos más jóvenes que nuestros compañeros hombres. Todo esto me preocupa porque, en parte, ayuda a perpetuar el rol secundario de las mujeres en la sociedad”.

Aunque hasta ahora era más conocida por su carrera de actriz, la dirección llama a la puerta de esta talentosa artista y con su primera película ya ha acaparado la atención de los críticos siendo nominada a los Goya. Un ejemplo de feminismo y de lucha por la igualdad. Una voz que esperemos que sigamos escuchando muchos años más, porque discursos como los suyos son los que no se pueden dejar de oír.

Luchadoras en la industria del cine: mujeres directoras

Patty Jenkis
El gran éxito del año, Wonder Woman, está protagonizado y dirigido por una mujer, lo que nos da cierta esperanza con el futuro, ya que parece que por fin se empieza a apostar por las directores para proyectos de gran magnitud. Y es que, Jenkis se ha convertido en la primera mujer al frente de una superproducción de más de 100 millones de dólares.

Antes de grabar Wonder Woman, Jenkis ya había dirigido Monster, protagonizada por Charlize Teron que interpreta a una asesina en serie, la actuación le consiguió el Óscar a mejor actriz. Aunque se consideró el nombre de la directora para dirigir una de las películas de Thor, no pudo probar suerte con el mundo de los superhéroes hasta la llegada de Wonder Woman, para muchos la película feminista del año al mostrar como las mujeres también pueden ser fuertes y salvar el mundo.

La lista se podría prolongar más, pero no lo suficiente, ya que el poco número de directoras de cine es aterrador. Esperemos que finalmente el gran talento de estas cineastas y de las venideras obligue a la industria a la igualdad de oportunidades.

Related Posts