La serie que insulta el presente: razones para amar Black Mirror

Hay series que enganchan. Series que entretienen, series que te hacen reir y otras que te hacen hablar durante meses. Un paso más allá de toda esa parafernalia, se encuentra Black Mirror. Una oda a la incongruencia de la sociedad moderna. Una crítica cruel a la ridiculez de nuestros actos, a la tecnología y a la descarada falta de preocupación por un futuro que veremos en el móvil.

Black Mirror es ese grito de aviso que somos incapaces de escuchar tras tanta foto de Instagram y tanto filtro de Snapchat. Hoy os traemos 8 razones por las que no deberías de perderte esta serie apocalíptica.

blackmirror7

Incomodidad exquisita

Lo admitimos de primeras: Black Mirror no es una serie agradable. No va a emocionarte, no va a engancharte a un enredo romántico al uso y no va a hacerte reír, a menos que seas fan acérrimo del humor negro. Y es que Charlie Brooker, su creador, es un genio de lo incómodo. Sabe cómo presentarte una historia, retorcerla un par de veces e involucrarte en su trama. Porque tú también eres parte de Black Mirror, su ciencia ficción es tan real que formas parte de ella.

Tensión sutil y elegante

Una de las cualidades que más nos gustan de Black Mirror es que no menosprecia tu inteligencia. Huye de lo obvio, convirtiendo cada historia en un cuento de millones de lecturas. Somos amantes de las buenas series, pero hacía mucho que no disfrutábamos (y sufríamos) con la tensión que ofrece cada capítulo, inhabitual fuera del género del terror. Secuencias lentas, música atonal, planos cuidados al milímetro y conclusiones veladas: sobresaliente en dejarnos con el corazón en un puño.

blackmirror3

Verdades en pequeñas dosis

Las verdades de Black Mirror vienen capturadas en capítulos autoconclusivos, completamente independientes entre ellos. Y no es casualidad: esto permite permite al director hacer de cada uno de ellos una tensa explosión de realidades utópicas diferentes. La trama no se desgasta hasta la saciedad (como ocurre con un alarmante número de series),y por supuesto presenta una variedad temática, estética y argumental que cualquiera envidiaría. Eso nos permite disfrutar de los capítulos en cualquier momento y con cualquier amigo, independientemente de que siga o no la serie.

Pero los capítulos duran (mucho más) que sólo 50 minutos

Porque tienen la molesta cualidad de hacerte reflexionar a largo plazo. ‘Toda tu historia’ , por ejemplo, te va a perseguir varios días. Podemos asegurártelo. Igual que ’15 millones de méritos’ y su utópica colmena que no se aleja tanto de la realidad. Black Mirror tiene el poder de permanecer en tu retina y tu cerebro, precisamente porque forma parte de nuestro día a día mucho más de lo que nos gustaría aceptar. Prepárate para largas charlas con tus amigos seriéfilos, porque cada capítulo ofrece mil lecturas para cada visionado.

blackmirror5

Las redes sociales a escena

La web 2.0 llegó a nuestras vidas a final del siglo XX para revolucionarlas, aunque por aquel entonces poca gente lo sabía. Probablemente, ni sus propios creadores intuían en lo que se iba a convertir. Ahora, las redes sociales forman parte de nuestro día a día desde el desayuno hasta la duermevela, habiéndose situado por delante de las llamadas telefónicas, de las conversaciones en el metro e incluso del contacto real con nuestros amigos. ¿Cuánto tiempo dedicas diariamente a actualizar estados para los desconocidos? Black Mirror agarra nuestras redes sociales y las acentúa hasta distorsionar el futuro. Te las pone delante de la cara vistiéndote de payaso enganchado a la tecnología. En un mundo en el que constantemente nos instan a comunicar(¿Qué está pasando?,¿Qué estás pensando?, Publica una foto), se convierte en necesaria esta única voz que se atreve a cuestionarlo.

Charlie Brooker

Nos encanta Charlie Brooker. El creador británico ha saltado al estrellato mundial a raíz de Black Mirror, pero tiene otras grandes creaciones a su nombre. Además de alguna sit-com y muchos sketches de corte cómico, creó hace ya unos años la mini-serie Dead Set, la antecesora de Black Mirror que no podéis dejar de ver. En ella nos presenta una especie de Gran Hermano en el que, a mitad de programa, estalla una invasión zombie que por supuesto, es retransmitida en directo. Perfecto para los amantes del terror y el humor negro.

Inminente nueva temporada

La serie vio la luz por primera vez hace cinco largos años. Desde entonces, dos temporadas y un capítulo especial han conquistado el corazón del público, de la crítica especializada y de guinistas del género como Stephen King. Y el próximo 21 de octubre, por fin, podremos ver nuevos capítulos. Black Mirror vuelve de la mano de Netflix, que ha decidido convertir la nueva temporada en un conjunto de 12 episodios en los que podremos ver rostros como los de Bryce Dallas Howard, Alice Eve, Mackenzie Davis y Gugu Mbatha-Raw. Eso sí: las tramas son un completo misterio.

El Espejo Negro

¿Por qué Black Mirror? ¿Te habías planteado el significado del nombre de la serie? Su creador lo contaba en una entrevista: “El espejo negro es ese que hoy puedes encontrar en cada pared, en cada escritorio, en la palma de cada mano. La fría y resplandeciente pantalla de una TV, de un smartphone o de un monitor”. Veda abierta a sus propias conclusiones.

blackmirror1

Related Posts